.:* I love music classic *:.

I love music classic

.:* Beethoven *:.

miércoles, 18 de agosto de 2010

.:* El violín caprichoso *:.

♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪

.:* El violín caprichoso *:.




Lo primero que pensamos al escuchar las palabras: “violín” y “capricho”, sin duda es en Niccolò Paganini (erudito violinista italiano), un gran virtuoso del violín. Pues sus 24 caprichos para violín nos han dejado maravillados. Pero hoy vivamos el violín caprichoso de Beethoven.

Este violín es el más indicado para comprobar el gran ingenio que posee Ludwig. Y es que en solo 12 minutos, el corazón sube y baja, el alma vive y muere y los demás sentidos se pasman reanimándose con sutileza y elegancia.

Esa energía es transmitida con una pureza excepcional y su cadencia envuelve con delicadeza a quien la escucha…

Es la sonata para violín y piano nº 9, en La mayor Op 47, mejor conocida como Sonata a
Kreutzer. En ella Beethoven refleja su pensar, vivir, ¡su existir!. El primer movimiento, al cual me refiero como “el violín caprichoso”, refleja una exquisita mescla de diálogos entre el violín y el piano.

El violín enérgico y caprichoso, quiere sobresalir del majestuoso piano. Éste hace lo suyo y nos sorprende con armonías gentiles y elegantes, demostrando suavidad y comprensión.

La apasionante entrada del violín caprichoso, es cautivadora y desde el primer momento, aprisiona los sentidos; entonces el silencio aparece, este es breve y crees que te liberas de la primera impresión, pero Beethoven dice que no es suficiente; y entonces el piano revive el ímpetu logrado por el violín, adentrándote a una historia que es contada lentamente, pero con un gran furor que se mantiene hasta el ultimo momento.

Pero la historia… es una mofa, un encuentro dramático ó un relato furioso del mismo sentir de Beethoven… tal vez es que la angustia se apodera de nosotros…
Descúbrela.



*Oleo sobre lienzo “Sonata a Kreutzer” 1901 por Rene Prinet



.:*Ladebiromu *:. ™



♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada