.:* I love music classic *:.

I love music classic

.:* Beethoven *:.

jueves, 2 de julio de 2009

.:* El ser de la música *:.


El sentimiento de la música



La música que se toca con verdadero sentimiento, con el corazón, es la que se transmite. Creo, por lo que veo, que algunos músicos, se olvidan de ese sentimiento que deben de compartir; están más preocupados por otras cosas, como: depender del papel (partitura), revisar el trabajo del otro para ver si es mejor o peor que él o simplemente para criticarlo, y los nervios de tocar ante publico también distraen, etc., etc. Claro, claro esto si formas parte de una orquesta; pero sí tocas como solista ¿Qué pasa con el sentimiento? ¿En dónde queda?...

Hay muchos solistas que tocan o cantan y lo disfrutan TANTO que el público vibra de emoción, por que llegan hasta su alma y acarician su espíritu. Pero no se da en todos los casos y esto ocasiona tristeza. La música es el sentimiento vivo, ES VIDA, y cuando más viva esta, es cuando la sientes con plenitud; y se olvidan de ello, pretendiendo otra cosa: solistas que quieren ser los mejores distrayendo la esencia que habita en ellos, solistas que atienden más a la vanidad y al ego que al sentimiento, o simplemente, solistas y músicos que no entienden lo que hacen, no le dan vida a la música, porque no la descubren en ellos mismos.


El semiento y la pasión que llega a poseer el músico, es entonces el verdadero espíritu de la música. Ese espíritu que no sabe de tiempos ni espacios, ese espíritu que se transmite de alma a alma, que va más haya de toda naturaleza, más hay del universo, porque es un espíritu que vive eternamente. Y me atrevo a decir que vive eternamente, porque ese sentimiento, ese ESPIRITU, detiene el tiempo, lo hace irrelevante e insignificante; y ese pequeño segundo en el que aquel espíritu eterno platica con tu alma, se convierte en la vida de la vida.


La música es el arte más puro y hermoso; en ella se encuentran muchos secretos, a los que solo se puede acceder cuando la parte más noble del ser humano es capaz de aceptar estos secretos. Son secretos que se olvidan o se quedan en el pasado, secretos rechazados por la humanidad que han tenido que esconderse para no morir. Escondiéndose en las cosas más sublimes y humildes, esperando a que alguien haga caso de los llamados de belleza, armonía y amor que irradian con fervor para aquellos dispuestos a recibirlos y transmitirlos.


Se deben compartir estos secretos, transmitiéndolos con la bondad que merecen. El sentimiento que los envuelve, tiene razón de ser cuando entiendes el lenguaje de la vida, de tu vida, de ti. Solo hay que estar atentos y dispuestos a percibir y adoptar las señales de belleza, armonía y amor, que son el espíritu de la música y que solo hace falta que pongamos atención para que lleguen a endulzar nuestro corazón.

.:*Ladebiromu*:.